Cómo organizar la mudanza perfecta

Cómo organizar la mudanza perfecta

4 minutos de lectura

Guía para organizar una mudanza

La mudanza siempre se ha considerado un momento de gran estrés, y recordar todos los aspectos prácticos es realmente complicado.

En el momento de la mudanza es necesario, si es posible, transferir o desactivar y volver a activar los servicios públicos en la nueva vivienda, ya sea electricidad, gas, agua, teléfono y calefacción.


Cómo gestionar una mudanza

La mudanza es uno de los acontecimientos más traumáticos en la vida de una persona. Trae consigo estrés, ansiedad y un sinfín de compromisos y cosas por hacer. Traslado o cierre de todos los servicios públicos en la vivienda anterior

  • Activación de los servicios públicos en la nueva vivienda (¿conexión, traslado o toma de posesión?)
  • Elegir una empresa de mudanzas
  • Embalar todo lo que necesita

Además, es imprescindible trasladar o cerrar y reactivar la electricidad y el gas, pero también el agua, el teléfono y la calefacción en algunos casos.


¿Por dónde empiezo?

¿Por dónde empiezo?

Antes de realizar una mudanza, es necesario conocer todos los objetos y muebles que hay que trasladar al nuevo piso. A menudo, sobre todo si llevamos varios años viviendo en la misma casa, hemos acumulado un montón de muebles innecesarios, o quizás hemos llenado nuestro sótano de objetos que hemos olvidado.

Con la debida antelación y sin el estrés de los últimos días antes de la mudanza, es aconsejable realizar un pequeño reconocimiento de las habitaciones de nuestro piso (sótanos, áticos, garajes, si los hay) para empezar a eliminar lo que no necesitamos, así iremos más ligeros.

Por supuesto, esto debe hacerse en la medida de lo posible, pero también nos ayudará a entender lo que potencialmente podríamos necesitar en la nueva casa, imaginando quizás un posible gasto futuro en la adaptación del mobiliario.


Servicios públicos

Antes de ponerte manos a la obra, tendrás que ocuparte de trasladar o cerrar todos tus servicios públicos. Si dejas la casa a otro inquilino o propietario, puede ser necesario facilitar a los nuevos habitantes los datos de tu contrato para poder hacer cambios, por ejemplo, de electricidad y gas.

Esto, por supuesto, también se aplica si te mudas a una casa que ya tiene contratos activos. Pero puede que tengas que hacer nuevos contratos, si te mueves con tiempo, puedes evaluar las ofertas más ventajosas y comparar diferentes operadores.

Cuando te cambies de casa, tendrás que trasladar los servicios de electricidad y gas a su nuevo hogar.

¿Qué servicios públicos hay que transferir o suscribir?

  • Gas y electricidad: es posible transferir o firmar un nuevo contrato en la nueva casa con los costes correspondientes.
  • Teléfono: algunos proveedores ofrecen la posibilidad de trasladar la línea, pero esto depende de las características técnicas de las conexiones existentes en la nueva vivienda. Si esto no es posible, tendrás que cancelar el contrato en su antigua vivienda y firmar un nuevo contrato en la vivienda a la que se traslada, con los tiempos de activación asociados.
  • Agua: el consumo de agua suele estar incluido en los gastos de comunidad, tendrás que asegurarte de que también sea así en la nueva casa, de lo contrario tendrás que activar un nuevo contrato y seguir la instalación de un posible contador.
  • Calefacción: depende de las características del piso. Si está centralizada, pagará la comunidad. En el caso de la calefacción independiente, los radiadores deben estar conectados a la caldera de la casa, por lo que esta partida irá a parar a la factura del gas, que será mucho más elevada en los periodos más fríos del año.
  • Otros: comprueba si hay otros contratos (por ejemplo, de televisión por satélite) e infórmate sobre el traslado a la nueva vivienda y los costes que conlleva.

La empresa de mudanzas: ¿la necesito?

Si te encuentras en una casa que se le ha alquilado ya amueblada, es muy probable que sólo tengas que llevarte sus objetos personales a su nuevo hogar: ropa, libros, pequeños objetos, posiblemente vajilla, quizá plantas y pequeños muebles. Por lo tanto, puede que no sea necesario contratar una empresa de mudanzas.

No necesito una empresa, ¿Qué debo hacer?

embalaje mudanza

  • Las cajas

Hay que vaciar los muebles y meter todo lo que hay dentro en cajas de cartón. Es aconsejable no embalarlas demasiado grandes, pues de lo contrario serán difíciles de mover y, si se llenan demasiado, pueden romperse. Por supuesto, puedes utilizar otros recipientes, pero el cartón es el material más fácil de utilizar.

  • Embalaje durante la mudanza

En el interior de las cajas no debe haber demasiados espacios vacíos. Rellena los espacios con periódicos enrollados y utiliza plástico de burbujas para los objetos frágiles. Si transporta las plantas, es una buena idea envolver la maceta con papel de embalaje y cerrarla alrededor del tronco o la base de la planta para evitar que la tierra se extienda.

Las cajas deben estar bien cerradas con cinta de embalar (es mejor evitar la cinta de papel porque es más frágil) y es aconsejable escribir en cada caja lo que contiene.

No, mejor una empresa

Una parte importante del coste de una mudanza es la empresa de mudanzas que la realizará. Una vez que haya calculado la cantidad de objetos a trasladar, pero sobre todo el tipo, puede ponerse en contacto con una empresa de mudanzas. Hay varias, pero es mejor contactar con al menos tres para pedir un presupuesto de mudanza.

Cuando tengas suficientes presupuestos, podrás elegir el mejor según tus necesidades. No sólo hay que tener en cuenta el coste, sino también los servicios que se ofrecen, como la atención al embalaje de objetos delicados o el montaje de los muebles en la nueva casa. Los muebles más grandes, como los armarios o las cocinas, deben desmontarse de forma ordenada, sin mezclar las piezas, y volver a montarse en el nuevo hogar. Esto lo suele hacer la empresa de mudanzas, pero asegúrate de que está incluido en el presupuesto.


Elegida la empresa de mudanzas, ¿Qué hago?

elegir la empresa de mudanzas

Los pasos son los mismos que para una mudanza sin empresa, salvo que es la empresa de mudanzas la que debe proporcionarle todas las cajas que necesite, incluidas las de distintos tamaños. Puedes pedir más, sin coste alguno, si el número es insuficiente.

Mudanza: Las cajas de cartón son una parte importante de la mudanza La empresa pedirá permiso para ocupar suelo público, porque el día de la mudanza necesitará colocar su camión en la carretera y posiblemente un montacargas para trasladar cajas, muebles y electrodomésticos por su balcón. Esto se aplica tanto a la casa antigua como a la nueva. Además, el día antes de la mudanza, uno de los encargados de la misma colocará las señales de prohibido aparcar para dejar el espacio necesario para los vehículos.

Es importante que el día de la mudanza no se dejen objetos fuera de las cajas ni en el balcón que utiliza el montacargas.

  • Levantarse temprano

Las mudanzas suelen realizarse a primera hora de la mañana, por lo que la empresa deberá indicar un horario preciso para poder completar la mudanza en un tiempo razonable, sobre todo para la parte que se refiere al montaje de los muebles en el nuevo domicilio.

  • La lavadora

Preste atención a la lavadora, que normalmente viene con algunas piezas adicionales que se utilizan para fijar las partes móviles cuando se mueven. No los pierdas y pónlos a disposición de la empresa de mudanzas.

  • Comprobación final antes de completar la mudanza

Una vez finalizada la mudanza, es aconsejable volver a entrar en el piso antes de entregar las llaves del antiguo para comprobar que no se ha olvidado nada.


Relaciones con el propietario después de la mudanza

Para ser educado y respetuoso con los demás habitantes del edificio, es aconsejable informar a los propietarios de la antigua y la nueva dirección sobre su mudanza. También debe informar a los administradores de ambos edificios.

  • Etiquetas en las mudanzas

Por último, retire la placa de identificación del antiguo interfono y colóquela en el nuevo (si tiene el tamaño adecuado, de lo contrario habrá que sustituirla). Es importante que su nombre aparezca correctamente tanto en el interfono como en la puerta de entrada.

4.8/5 - (20 votos)

    Tu opinion importa

    Tu correo electrónico no sera publicado.*

    trece − 11 =

    La revista digital BLOG CERRAJEROS utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies