Tener una buena puerta y una buena cerradura es algo básico a la hora de proteger tu hogar, básicamente porque es lo primero que hay que traspasar.

Sin embargo, existen muchas más formas de proteger nuestra vivienda. Dentro de estas formas, hay dos que destacan por encima del resto: un seguro para la vivienda y un sistema de alarma.


Seguro de hogar tras reforma

En España solo hay un caso en el que es obligatorio poseer un seguro, que la vivienda esté hipotecada. Sin embargo, aunque no sea obligatorio, es recomendable poseer un seguro del hogar, ya que nos protegen económicamente ante incidentes que causen daño en nuestro hogar.

Con este seguro, el valor de nuestra vivienda quedará asegurado ante algún incidente. Dependiendo de las coberturas de tu seguro, si se produce algún siniestro en nuestra casa, estaremos cubiertos económicamente para volver a dejarla como estaba antes del siniestro.

En un seguro del hogar el conjunto de nuestra vivienda se encuentra diferenciada en dos: el continente y el contenido. En un lado, el continente incluye las partes fijas como paredes, techos, pavimentos…. Por otro lado, el contenido incluye todo aquello que hay en el interior del continente.

 Dependiendo del valor de la vivienda, pagaremos una cantidad u otra al mes. Esta cifra también variará en función de las coberturas que contratemos. Es importante no infravalorar la vivienda o, si ocurre algo grave, no lo cubrirá el seguro.


Alarma para vivienda y otros sistemas de seguridad

Un seguro es una buena medida de seguridad una vez que ha ocurrido el problema. Es decir, se produce un incidente (incendio) y la vivienda queda destrozada, el seguro nos cubrirá el valor de volver a dejar la casa como estaba.

Sin embargo, existen sistemas de seguridad pre problema, es decir, que eviten el problema . Uno de los mejores sistemas para estas cosas son los sistemas de alarma para hogar.

Los sistemas de alarma son sistemas integrales que, gracias a diferentes elementos, son capaces de evitar la gran mayoría de incidentes que se pueden dar en una vivienda. Uno de estos elementos son las cámaras de vigilancia. Gracias a ellas podemos ver lo que ocurre en casa a todas horas. Además, si se produce una intrusión y vamos a juicio, podremos usar el vídeo como prueba.

Pero una intrusión no es el único problema, se pueden dar incendios o fugas que provocan graves daños. Por ello, los sistemas de alarma existen detectores.